Menú

Gianfranco Guredi

Versión 5.0

Equinoccio

En lontananza, desde arriba, se perfila el skyline de los picos de europa, de brañavieja al mar.

En medio, entre la sierra de Cuera, y las primeras estribaciones de esos picos europeos, nace la silueta de la Pica, de Peñamellera.

Y exactamente, cada equinocio, subiendo al Dobra, al pico,el sol cae, tras el peñasco, escondiéndose del día, que ya le tiene cansado, para acercarse, o alejarse, del mar, en su camino semestral.

Tres días más tarde, el sol, ya desviado, se coló en el manto de nubes, e iluminó su sitio preferido.

Luz naranja sobre fondo azul.

Nubes, segunda parte.

Sí, subí al Dobra, como dije que haría.

He hice fotos del paisaje, de la noche. Fue un bonito atardecer. Lleno de color en el cielo. Entre otras, la que veis. Tan sólo le apliqué un velvia, para potenciar el color.

Y después bajé, de noche, con Trinca.

Nubes

En breve subiré al Dobra. Daré un paseo corto, porque ya no estoy para dar paseos largos. A las nueve y cuarto, desde el pico, miraré alrededor, y el sol cinco minutos después se pondrá. Con suerte, tan sólo diez después de ponerse, si hay nubes altas en el cielo, las mismas nubes arderán.

A veces dejan bonitos espectáculos. Y no siempre mirando al sol.

Aguantaré un poco más. Dentro de poco será luna nueva, por lo que llegaré en noche bastante cerrada al coche. Sin embargo, las nubes que permiten el atardecer, no son demasiadas hoy. Es probable que pueda ver el cielo a lo grande. Incluso por encima de la seta de radiación de Torrelavega.

Trinca me acompañará.

Y yo me sentiré bien.

 

Esta nube es de un día de esos, mirando a Oriente, desde allí arriba. Y aunque ya la puse en facebook hace un tiempo, la quiero poner aquí.

 

 

Días de Ruta

Un día, como el anterior atardecer, yo estaba un poco roto. Y tenía la necesidad de soltar cosas. Aún no estaba lesionado, aunque sin saberlo aún, ya estaba en proceso.

Empecé, por la mañana, y subí a Tresviso. También bajé, con un queso en la mochila.

Después, cogí el coche y recorrí un poco la costa, por la zona de San Vicente de la Barquera, aunque sin parar. De ahí fui al bosque de secuoias.

Comí jamón y cosas varias, y ya con la batería del móvil en las últimas, decidí que podría estar bien ir a Ucieda. Y andé hasta que los calambres empezaron a martillear mis piernas.

Al fin y al cabo, tampoco es que yo esté grandemente preparado.

La Virgen del Mar y el Faro – Primero

Y otra nueva, también paisajes, también Santander. He de decir que estas no son como las de los cachorros, por ejemplo, en el sentido de que tienen un retoque mínimo. La original era verdaderamente similar.

Y nada más, otra zona de Santander. En este primero, sobre el parque ese que está yendo andando para el faro, en Mataleñas, que ni pajolera idea de como se llama. Las fotos están en blanco y negro, esta vez por obligación. Últimamente las saco en blanco y negro por fijarme más en la composición, y después, ya con el raw, la veo en color en el pc, pero esta vez la cámara, o yo, nos volvimos idiotas, y las saque en jpg.

Ana y yo – Cuarta semana – Nubes

Siguiendo la línea, y a punto de pasarse el plazo, aquí está la foto semanal. Tema nubes, sobre el agua, con un demonio en contrapicado. Mujajajajajajajajajaa

Mis agradecimientos a Ana Karenina por hacer de bella demonia.