Etiqueta: Historia

Historietas.

Quiero recordar el sueño y no puedo.

Quiero recordarlo porque hace demasiado que no sueño tan bien. Porque últimamente el dolor de espalda y el insomnio me machacan las noches, y las mañanas son tan cortas como un político medio. Voy a intentarlo.

Recuerdo que había un grupo de gente que modificaba los hechos según ocurrían. Una especie de agencia que usaba dispositivos temporales. Así podían retroceder unos instantes en momentos puntuales de sus vidas para cambiar el presente a su conveniencia. No sé cómo, en mi sueño, lo descubrí y lo denuncie a los responsables de la realidad. Y ellos tomaron la decisión de reiniciar todo al momento en que se empezaron a usar esos dispositivos temporales. Esto era 2015. Y en 2015 no te conocía.

Al volver atrás y reiniciar eliminando los cambios que se habían realizado, el presente de 2019 sería muy diferente, y no tendría por qué ser igual. Quizá las cosas fuesen mejor, o peor, y alguna de esas casualidades que se dieron no se diesen, con lo que no tenía seguridad ninguna. Por eso, cuando los eso responsables de la realidad me ofrecieron una última voluntad antes de que todo desapareciese, por mis servicios prestados, yo les pedí tiempo, y me dieron dos días.

Dos días sabiendo que todo iba a dejar de existir, así que en la práctica ya no existía, y por tanto nada importaba. Y sólo lo sabía yo, el mundo seguiría igual sin ser consciente de nada. Ya no tenía nada que perder.

Llamé y hablé con las personas que me importaban por última vez. Fui donde ti y te conté lo que había pasado. Me creíste, sin saber por qué. Cogimos todo el dinero y el coche, y nos dirigimos lo más lejos que pudiéramos, para vivir lo más rápido posible. Llegamos a Marruecos y estuvimos por las calles de Tetuán y Fez. Hubo un tiroteo y maté a un hombre que daba una paliza a un mendigo. Vimos un oscuro atardecer y un amanecer lleno de luz, y al cabo de dos días, nada, despertar.

Pues eso, desperté y todo fue nada, porque nunca existió. Por eso no lo recuerdo y no sé quién eres, y mi vida continúa feliz en la ignorancia sin la añoranza de haberte conocido, pero a la vez un poco menos rica y menos vida, por no haberlo vivido.

Rememorando la Primera. Verdún y Somme

La Primera, durante unos años llamada la Gran Guerra, porque no hubo nada más salvaje hasta la Segunda (en el mundo occidental), es uno de los mayores logros de la estupidez humana.

Y para muestra, un botón. Ayer se cumplieron cien años del inicio de la batalla de Verdún. Duró 10 meses. Acabó con victoria francesa, aunque si miras los números… Y en cuatro meses, se cumplirán cien años del inicio de la batalla del Somme. Otra oda al desprecio por la vida individual, que acabó en empate.

Sin entrar a valorar lo estúpidos de los gobernantes y generales de mandar a la gente en oleadas a las carnicerías de las ametralladoras en las trincheras, si pondré los números con los datos de la wikipedia, entre ambas batallas, según la estimación más alta.

  • Francia e Imperio Británico: entre 1.165.907 y 1.000.907 bajas, de las cuales 308.739 muertos o desaparecidos.
  • Imperio Alemán: entre 869.000 y 770.000 bajas, de las cuales 264.055 muertos o desaparecidos.
  • Total: Entre 2.034.907 y 1.770.907 bajas y 572.794 muertos o desaparecidos.

Absurdo.

Hoy los de histocast sacaron su programa al respecto. Os invito, como siempre, a escucharles.

Como siempre, créditos a Wikipedia por la imagen.

French_87th_Regiment_Cote_34_Verdun_1916