Hoy, que es de noche, y aquí estoy, sin saber muy bien por qué,
decido, a cuento de nada, que sin quererlo y sin buscarlo,
mirando hacia otro lado,
casi,
casi,
me he encontrado.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *