Además de las anteriores, hice unas cuantas fotos sueltas que no me encajaban por ahí en ningún sitio. Hay de todo, la verdad, desde más a menos preparadas por mi. Desde las que son totalmente mías a las que pasaba y le di al botón de la cámara.

La verdad es que Polientes ha sido una buena experiencia, donde he aprendido. Mi agradecimiento a todos los asistentes, y sobre todo, a Ana Karenina

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *