El mismo día de Rolland Merguez, en los aledaños de la calle del Sol, dimos la vuelta a una rotonda y nos encontramos con una performance.

Últimamente leo muchas cosas por obligación autoimpuesta sobre arte. Ando a medio camino de formarme una opinión sobre estos temas. Pero una cosa es admirable, que es las ganas y el impulso por intentar crear. Aunque sea un tanto… … Luego iban por ahí gritando.

Un par de fotos y un video, pero no subo videos, así que disfrutad.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *