De otra foto, mi bella dama, Ana Karenina, de nuevo habrá sido protagonista.

Carboncillo, sobre papel. Me gusta.

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *