A estas horas en este mundo, están en París manifestándose nuestros queridos dirigentes mundiales por la libertad y por Charlie Hebdo. El Mundo. Hace unos días, como sabréis, entraron un par de terroristas armados y se liaron a tiros.

Voy a ir por partes, empezando por el inicio del asunto, el atentado en sí. Desde el punto de vista político y occidental se ha vendido como un atentado contra la libertad de expresión. Al fin y al cabo, es contra un semanario satírico que hizo chistes de Mahoma. Eso es falso, pero a todos los políticos les encanta esa bandera. El atentado no fue para acallarnos, sino parte de una guerra mayor que un grupo de fundamentalistas psicópatas han declarado al mundo, no solo a nuestro querido mundo occidental. Sin embargo, suena muy bien eso de la “libertad de expresión”.

Segundo, todos nuestros queridos dirigentes manifestándose por la “libertad de expresión”, cuando su primera medida es esta: 20minutos. Básicamente aumentar los controles y la seguridad, y controlar internet. Como si controlar internet no fuese contra la libertad de expresión. Y todo esto después de lo de Facu Diaz y su imputación. Que el vídeo es tan malo como sketch como para que le metan en la cárcel, pues si. Pero no por temas políticos.

Tercero: ¿Qué coño pintan todos estos políticos iluminados, en París, detrás de una pancarta, un mes después de aprobar la ley mordaza?

Cuarto: Nos creemos el centro del mundo, pero no es así. Para ejemplos, los dos que se me ocurren ultimamente, también con yihadistas, e infinitamente más graves:

Pero aquí nuestros políticos, nuestra gente en general, nuestra sociedad enferma, por doce franceses cambian las leyes, y se manifiestan multitudinariamente, por 140 niños muertos, o mas de doscientas niñas secuestradas y esclavizadas, como es en otro sitio, pues no importa una mierda. Que nadie me malinterprete, no quiero quitarle gravedad a los doce muertos, sino señalar la demagogia de quien en otros casos mira hacia otro lado.

Y ahora, venga, todo el mundo, políticos, medios, a atacar al islam. 1200 millones de personas son unos psicópatas enemigos de la libertad de expresión y de lo occidental. Por eso hay que aumentar la seguridad y vigilar y controlar mejor a los medios e internet, para luchar contra esa marabunta de fanáticos religiosos. Y ese es el mensaje que nos lanzan.

Todos conocemos subnormales radicales por cualquier causa, por estúpida, religiosa, ideológica que sea, que si les das un arma matan casi por placer. Hay un porcentaje de gente así en todos lados, culpar a toda una religión por lo que hacen cuatro descerebrados, es demasiado simplista y sobre todo, injusto.

Edito: He aclarado alguna cosilla y quitado algún insulto gratuito, porque me dejo llevar.

Tagged with:
 

4 Responses to Vergüenza

  1. Yeamon Kemp dice:

    ¿Pero no es Occidente el centro del mundo?
    ¿No es una vida europea mucho más valiosa que una africana?
    Por favor, ¡nosotros inventamos la libertad!

  2. Aura gris dice:

    Ay, pero se tienen que solidarizar profundamente, porque esto es casi el fin del mundo. ¿Que vengan aquí a matar? No puede ser. Se empieza por los franceses y al final no sé dónde vamos a parar.

    El miedo les ha venido perfecto para todo ese control que tantas ganas tenían de hacer en Internet. Creo que están babeando y todo.

  3. Creo que la clave más evidente de por qué son los franceses primero es porque todo el mundo les quiere ver morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *