Hay momentos que me enseñaron, que la belleza aparece, y está presente, siempre, en la vida, allá donde mires. 

Sólo por vivir. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *